La importancia de la respiración en el deporte

respiracion-deporte-decem

Empieza a prestarle la atención que merece

Durante nuestra rutina de ejercicios nos centramos en dar lo máximo de nosotros mismos para conseguir así lograr nuestros objetivos. Sin embargo, hay algo a lo que apenas prestamos atención y que es de vital importancia para alcanzar nuestras metas: llevar una adecuada respiración.

La respiración es involuntaria pero con matices voluntarios, por inercia tendemos a respirar para poder mantenernos con vida, pero es cierto que podemos alterar algunos aspectos de este proceso como pudieran ser el ritmo, la profundidad, si respiramos por la boca o la nariz….

Lo bueno del deporte es que mejora el intercambio gaseoso entre los alvéolos y los glóbulos rojos, así como la eyección de sangre de nuestro corazón, lo que hace que la sangre circule mejor hacia nuestros músculos. Asimismo, al contrario de lo que se piensa, la capacidad pulmonar no se puede cambiar, es algo que viene con nosotros desde que nacemos; eso sí, podemos ser más eficientes en nuestra respiración ejercitando músculos como el diafragma, por lo que no importan tanto tu capacidad pulmonar sino más bien lo eficiente que seas en la respiración.

Cuando hacemos deporte los volúmenes de oxígeno se incrementan y por tanto hemos de adecuar nuestros movimientos respiratorios a este hecho. Por ejemplo, si estamos entrenando en un entorno frío, mejor que evitamos la respiración por la boca para calentar así el aire a través de la nariz; así como intentar expandir lo máximo posible los pulmones empleando el diafragma que hace que tengamos un menor gasto energético.

Por otro lado, mientras estiramos, por ejemplo inspiramos por la boca y espiramos por la boca o nariz haciendo que la salida de aire sea más calmada y nuestros músculos se relajen.

Pero, sin embargo en actividades aeróbicas de larga duración (como el running) hemos de utilizar la nariz como acceso de aire siempre que sea suficiente ya que así el aire llega directo a nuestros pulmones. O por ejemplo, en ejercicios como las sentadillas lo ideal es inspirar con el diafragma y mantener la respiración hasta que el punto máximo de esfuerzo pase.

Como véis en cada ejercicio es necesario un tipo de respiración, lo que está claro es que esta es importante y que nuestro rendimiento puede mejorar gracias a que seamos más eficientes respirando. En Decem esto nos preocupa y por eso haremos que tu respiración acompañe siempre a tus movimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>