Por qué has de respetar los tiempos de recuperación tras una lesión

evitar-lesiones-decem-active-life

Lo importante es no precipitarse para evitar recaidas

Para todas aquellas personas que están acostumbradas a realizar ejercicio a diario sufrir una lesión supone todo un calvario.
No sólo por el dolor en sí, sino por todo lo que ello implica y es que supone un drástico cambio en las rutinas de cualquier deportista. Es por ello, que muchos se apresuran en volver a la normalidad sin haberse recuperado del todo, y es ahí cuando se inician los problemas.

Si volvemos a entrenar antes de tiempo podemos sufrir efectos secundarios muy negativos como son entrenar con dolor, recaer en la lesión o prolongar la recuperación de la misma. Es por ello, que no es sólo importante retomar la rutina de entrenamiento una vez que no se sienta el dolor, sino también recuperar ésta de manera progresiva y no de forma brusca.

Esto no quiere decir que cuando se esté lesionado se haya de dejar la actividad física al 100%, ni mucho menos, ya que esto lo que produce es un efecto psicológico aún peor. La persona ha de implicarse en su proceso de recuperación y colaborar para lograrla.
Mientras se está lesionado se pueden seguir haciendo ciertos ejercicios que nos permitan recuperarnos y evitar nuevas lesiones. Ejercicios como estiramientos o aquellos en los que no tengas que trabajar la zona afectada y aproveches para fortalecer otra diferente. Por ejemplo, si te has lesionado la rodilla aprovecha para mejorar la fuerza de tu antebrazo.
En la fase inicial, el reposo si que es esencial, por ello se ha de seguir los consejos de nuestro médico al pie de la letra y durante los primeros días o el tiempo que el médico establezca oportuno, mantener el músculo lo más inmóvil posible para evitar posibles retrasos a la hora de la recuperación.

Lo importante es que te armes de paciencia y que no quieras apresurarte a volver a entrenar al ritmo habitual sin haberte recuperado del todo. Además, una muy buena opción para prevenir las lesiones derivadas de la actividad física e incluso calmarlas y facilitar la recuperación de las mismas, es la Cápsula de Photon Dome, de la que os hablamos en un artículo que podéis leer aquí.

Por lo que ya sabéis, ante una lesión, hay que tener mucha paciencia, seguir las recomendaciones de nuestro médico, participar activamente en nuestra recuperación y complementarlo con, por ejemplo, baños en la Cápsula Photon que eviten una prolongación de esta lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>